LA ACTITUD Y EL LIDERAZGO

Creado por Jorge Hanel / 2021-07-13
 
LA ACTITUD Y EL LIDERAZGO

"Las buenas actitudes entre los jugadores no garantizan el triunfo de un equipo, pero las malas actitudes sí garantizan el fracaso" John Maxwell, escritor, coach y conferencista 

¿Cuántas veces hemos visto equipos pequeños ganar un campeonato frente a equipos multimillonarios? Todos conocemos la historia de David y Goliat, recogida en la Biblia. Y, aunque no la hayamos leído, sabemos bien lo que significa: es la victoria del pequeño frente al grande, del desvalido frente al poderoso, un recuerdo de que, aunque tengamos todo en nuestra contra, siempre habrá posibilidades de salir triunfante. Es una peculiar metáfora que se ha extendido por todo el planeta, en cuanto que da forma al universal anhelo de poder decidir nuestra suerte por nuestra propia mano, sin encontrarnos sometidos a influencias externas. Todo radica en nuestra actitud frente a los problemas.

La actitud hace la diferencia

El talento y la fuerza no son suficientes para darle el triunfo al equipo. Por supuesto, el talento y la preparación son necesarios. Para ganar debes tener buenos atletas. No puedes ganar sin buenos atletas, pero puedes perder con ellos. Para ganar se necesita mucho más que personas talentosas. Muchos equipos repletos de talentos y recursos materiales nunca llegan a nada debido a la mala actitud de sus jugadores. 

 

Durante la guerra de Vietnam, el ejército norteamericano, el ejército más poderoso del mundo fue derrotado por el ejército vietnamita. A pesar de ser la fuerza armada con más talento y más equipamiento de todo el orbe, el ejercito vietnamita le propinó la peor derrota de toda su historia al ejército norteamericano. 

El conflicto bélico fue librado entre 1955 y 1975 para impedir la reunificación de Vietnam bajo un gobierno comunista. En esta guerra participó la República de Vietnam (Vietnam del Sur, un país democrático) con el apoyo de los Estados Unidos y otras naciones aliadas contra la guerrilla local del Frente Nacional de Liberación de Vietnam (Viet Cong) y el Ejército de la República Democrática de Vietnam (Vietnam del Norte), respaldados por China y la Unión Soviética, todos ellos comunistas. Se calcula que murieron en total entre 4 y 6 millones de personas. Estados Unidos contabilizó 58 159 bajas, más de 1700 desaparecidos y más de 250,000 heridos y mutilados.

El talento y los recursos del US ARMY no fueron suficientes. La actitud de los jóvenes norteamericanos fue empeorando al paso del tiempo, al grado de que preferían escapar de los Estados Unidos o ir a la cárcel, como el famosísimo boxeador Cassius Clay que después cambiaría su nombre por el de Mohamed Alí que prefirió perder su título de campeón mundial y tuvo que ir a prisión, antes que ir a la guerra.  En el frente de batalla los soldados norteamericanos se sentían derrotados, sabían que regresarían a los Estados Unidos en un ataúd, heridos o siendo repudiados. Un porcentaje muy alto regresó a casa con fuertes adicciones a la heroína y al opio, otros con un terrible estrés postraumático.

La mala actitud y la impotencia de enfrentarse a un ejército experto en guerra de guerrillas y que jamás dudó de su victoria fueron determinantes en la derrota de los Estados Unidos.

comunicación y actitud positiva de colaboradores para el éxito de la empresa

Si usted quiere resultados excepcionales necesita gente buena con gran talento y una actitud fabulosa. Cuando las actitudes mejoran, también mejora el potencial del equipo. Cuando las actitudes empeoran, el potencial del equipo empeora con ellas. 

Mantener una actitud positiva es una de las claves de éxito profesional más reconocidas. Fracasar sin perder el ánimo, enfocarse en nuestras mejores capacidades en vez de en nuestros defectos y enfocarse en los objetivos, nos hace mejores profesionales. Pero tener una actitud positiva ante la vida también ayuda en el ámbito personal, mejorando las relaciones y disfrutando más del camino.

“Soy optimista. No me parece útil ser cualquier otra cosa.” Winston Churchill, político.



CUANDO EL PROPÓSITO ES MÁS GRANDE QUE EL RESULTADO.
CUANDO EL PROPÓSITO ES MÁS GRANDE QUE EL RESULTADO.

Una constante que cuestiono siempre que empiezo a trabajar con una empresa u organización, no es saber cuál es la misión, visión, objetivos o metas de la misma, sino de saber cual es su propósito como empresa, para luego preguntar si los miembros de la empresa también lo saben.

Leer Más
En Querétaro, #NoNosDetieneElVirus.
En Querétaro, #NoNosDetieneElVirus.

En Querétaro, #NoNosDetieneElVirus.

Leer Más
¿CÓMO VERÍAS SER DUEÑO DE UNA EXITOSA PLAZA COMERCIAL?
¿CÓMO VERÍAS SER DUEÑO DE UNA EXITOSA PLAZA COMERCIAL?

Puede ser posible a través de un "POOL INMOBILIARIO". Conoce más y evalúa si es opción para ti

Leer Más

CLUB EMPRESARIAL

Recibe descuentos, promociones y beneficios especiales para nuestra comunidad empresarial al registrarte con nosotros.
Forma parte de nuestra COMUNIDAD EMPRESARIAL
Información y ventas: rp@exitoempresarial.com.mx

Síguenos en