¡¿SABES SI EN TU EMPRESA ESTÁ ACTUANDO EL 'VOCABULARIO DE LA POBREZA'?

Creado por Equipo Editorial Éxito Empresarial / 06-02-2021
 
¡¿SABES SI EN TU EMPRESA ESTÁ ACTUANDO EL 'VOCABULARIO DE LA POBREZA'?

Desde el coaching ontológico, especialidad que busca generar transformaciones a distintos niveles en las personas desde una coherencia ontológica, que incluye cuerpo, emoción y lenguaje, las palabras tienen poder. 

Generalmente asociamos la palabra pobreza al aspecto económico o financiero, pero resulta que éste vendría siendo el resultado de otras pobrezas, la mental, la intelectual y la espiritual.

Hemos dejado entrar a LA POBREZA en nuestra mente

Una mujer recibió un dinero y lo puso sobre la mesa de su sala. Su hijo, de 7 años, tomó los billetes y ella le dijo: "deja allí que ese dinero, es para pagar..."  He observado que esa mujer siempre que recibe dinero dice lo mismo: " es para pagar..."   Sin saberlo, esa mujer está programando su mente para creer que el dinero es para pagar. En consecuencia, su vida económica, esencialmente, se reduce a eso: a estar pagando. Ella le está diciendo a su mente: "el dinero es para pagar", entonces su mente le cree y empieza a trabajar para que así sea: crea deudas y se hace de gastos innecesarios. ¿Porqué? ¡Porque el dinero es para pagar! 

 

Las palabras no son inocentes y están cargadas de significado; de esta forma, cada pensamiento genera un estado de consciencia, y ese estado se manifiesta tal cual en la realidad.

Una de las expresiones más usadas es "poco a poco." Cuando las personas empiezan algo, exclaman: "vamos a avanzar poco a poco" 

La palabra poco significa <escaso>. ¿Qué imagen ves cuando escuchas la palabra 'poco´? 

Presta atención a esto:  "Lo haremos poco a poco" vs "Lo haremos paso a paso." 

La segunda expresión es más edificante, construye un cuadro mental de más fuerza. 

 

Otra expresión usada con mucha frecuencia es "necesito”. Esa palabra significa CARENCIA. ¿Qué ves o qué sientes cuando escuchas la palabra “necesito?"? 

"Necesito trabajo"

"Necesito dinero"

"Necesito mejorar"

"Necesito apoyo"

"Me falta cambiar" 

Qué tal que cambias tu lenguaje y dices…

"Quiero/tengo dinero"

"Quiero mejorar"

"Quiero apoyo"

"Quiero cambiar"

El solo hecho de pronunciar las palabras desde una posición ACTIVA, desde una posición de VOLUNTAD, ya cambia tus cuadros mentales. 

 

Otra expresión muy usada es "voy a tratar".

Tratar es intentar. Se precisa gente que lo HAGA. Es tan simple decir: "lo haré". Y si no puedes o no quieres hacerlo, sencillamente di: "no lo haré."  El mundo no se viene abajo... el mundo sigue su curso: no pruebes suerte, no lo hagas para ver cómo te va.

Cada vez que dices voy a "tratar", estás acostumbrando a tu mente a "intentar", a "negociar." No negocies con tu mente: solo dale las órdenes. La mente obedece. 

 

lenjuage, palabras, actitud, emprendedor, empresa, crecimiento personal

Tratar es intentar.  Alguien decía: "estamos cansados de los tratadistas." Se precisa gente que lo HAGA.

Otra expresión del vocabulario de la pobreza es "vale la pena." Pena es tristeza. Pena es dolor. Pena es angustia. 

Lo que vas a hacer no vale la pena, vale el esfuerzo. Vale la alegría. 

 

Hay que prestarle atención a las palabras. Una palabra es un pensamiento hablado. Un pensamiento es una palabra en silencio. 

Las palabras crean ideas; Las palabras crean sensaciones: lo que escuchas puede determinar lo que sientes;  Las palabras crean cuadros mentales.

 

Nadie puede hablar sin pensar. Cuando alguien dice algo "sin pensarlo", en realidad lo pensó sin darse cuenta: fue un proceso que ocurrió en su subconsciente y que pasa inadvertido. Es casi automático. 

Del mismo modo que nadie puede dar lo que no tiene, nadie puede expresar lo que no piensa. Incluso el acto de mentir exige un nivel de pensamiento. 

Las palabras tienen poder porque cuando son escuchadas por la mente tanto del que las escucha como del que las pronuncia, las convierte en imágenes. 

Cada palabra la hemos asociado a una imagen y a una determinada sensación esas figuras mentales amplifican lo que somos. Tienden a acentuar nuestros sentimientos más básicos: recuerda, las palabras son decretos. 

EN LAS EMPRESAS...

La realidad del vocabulario de la pobreza afecta también a las empresas y a los emprendedores: cuando se visualiza el crecimiento desde el escenario de restricción, falta de oportunidades y carencia, el líder de la empresa o de un equipo está evitando inconscientemente el POTENCIAL de todo lo que ha construido hasta el momento, el potencial de sus colaboradores, de sus productos, finalmente, de ¡su ÉXITO!!! 

En ese potencial radica la grandeza del futuro que quieres conquistar. Sin embargo, si te comunicas con el diccionario de la carencia traerás justamente eso a tu realidad.

Observa cómo puede hundirse alguien con el lenguaje pobre y pon en práctica cómo puede inspirar y reactivar un lenguaje rico y ganador, de éxito.

Recuerda, las palabras son un poder, energía creadora: crean ideas, crean sensaciones; lo que escuchas, lo que dices, lo que piensas, determinan lo que sientes y esto, de una forma y otra, se reflejará en tu realidad.

 

CLUB EMPRESARIAL

Recibe descuentos, promociones y beneficios especiales para nuestra comunidad empresarial al registrarte con nosotros.
Forma parte de nuestra COMUNIDAD EMPRESARIAL
Información y ventas: rp@exitoempresarial.com.mx

Síguenos en