¿DÓNDE INVERTIR MI DINERO?

//¿DÓNDE INVERTIR MI DINERO?

La gran mayoría de las personas tiene claro el objetivo de poner a trabajar su capital y hacerlo crecer, el problema es que cada opción de inversión es diferente y presenta distintos escenarios, características, beneficios y desventajas.

 

 

Dependiendo del conocimiento que tengas, el capital del que dispongas, el tipo de rendimiento que buscas, lo arriesgado que eres y el plazo en el que piensas recuperar tu inversión; habrá una opción que resultará más adecuada para ti.

A continuación te presentamos las tres opciones de inversión más comunes entre los inversionistas así como por qué, dependiendo de lo que busques, te conviene o no poner ahí tu dinero.

  1. Bienes raíces

Esta es una de las alternativas más seguras, ya que al adquirir un terreno, casa, departamento, local o cualquier otro bien inmueble; lo más probable es que el paso del tiempo aumente su plusvalía. Hay que considerar que este tipo de inversión aplica más bien a largo plazo, ya que para que el valor de un bien aumente de forma que permita un rendimiento atractivo, lo más común es que se deban esperar dos años.

Si bien es cierto que para iniciar en los bienes raíces se necesita un capital importante, los inversionistas ven en este mercado la oportunidad de obtener un doble beneficio por sus activos, ya que además de que podrán venderlos cuando aumente su valor, podrán también rentarlos y obtener un ingreso mensual adicional.

Al tratarse de un bien material que raramente disminuirá su valor, los bienes raíces son una inversión muy segura. Las crisis financieras no afectan de forma tan dramática a este mercado y muchas propiedades se valúan en dólares, por lo que la caída de la moneda nacional tampoco presenta un problema. Además, los bienes raíces son una de las inversiones que mejores rendimientos ofrecen a cambio del riego tan bajo que presentan.

  1. Bolsa de valores

Esta es la actividad económica que mayor cantidad de dinero mueve, por lo que invertir en ella resulta sumamente atractivo. Como debes de suponer, para poner a trabajar efectivamente tu dinero a través de la compra y venta de acciones, se requiere un alto nivel de conocimiento financiero y del mercado global; así como ser muy observador de algunos factores como la situación internacional, de los diferentes sectores a los que pertenecen las empresas que cotizan en la bolsa y finalmente el clima económico del país.

También para invertir en la bolsa es necesario encontrar un corredor o broker capacitado, legítimo y de confianza quien será el intermediario para la compra y venta de acciones. Los corredores de bolsa trabajan bajo comisión y algunos con un monto mínimo de inversión.

Sin embargo las inversiones en la bolsa, aún cuando pueden presentar un riesgo importante al ser poco predecibles, otorgan un rendimiento muy alto y a corto plazo. Saber manejar el juego es lo que hace la diferencia aquí. Es por esto que existen muchos simuladores y plataformas que permiten a los usuarios aprender el correcto manejo de su dinero para hacer las inversiones correctas.

  1. Fondos mutuos / de inversión

Esta acción consta de ingresar tu dinero en un fondo común administrado por una sociedad o institución profesional que se encargará de invertirlo en diferentes activos. Esta opción no requiere de amplios conocimientos técnicos ni de un monto importante de capital, ya que tu dinero estará siendo supervisado por alguna institución o profesional que se ocupará de hacerlo crecer a cambio de una comisión.

Al “encargarle” la reinversión de tu dinero a un experto, el riesgo en los fondos de inversión es mínimo. Desafortunadamente eso significa que el rendimiento generalmente será bajo. Existen diferentes fondos que ofrecerán diferentes tasas de acuerdo  al grado de riesgo, pero muy rara vez serán más rentables que la bolsa o los bienes raíces.

Otra situación que hay que considerar es que en algunos casos las instituciones no te permitirán hacer uso de tu dinero hasta pasado un cierto plazo, es decir que no podrás tocar la cantidad invertida hasta cierto periodo de tiempo específico, de acuerdo a lo que se estipule en el contrato.

Esas son tres de las opciones de inversión más comunes, cada una con sus pros y contras, así como con sus diferentes características y posibilidades. La decisión de qué rumbo tomar para poner a trabajar tu dinero dependerá más bien de tu perfil de inversor, del plazo que estés dispuesto a mantener y el riesgo que quieras enfrentar. Cada opción es buena y rentable de un modo distinto por lo que es muy importante tomar una decisión informada y planeada antes de soltar cualquier cantidad.

Descubre qué opción de inversión es mejor para tu perfil.

SUSCRÍBETE
Recibe noticias sobre nuestro Blog
We respect your privacy. Your information is safe and will never be shared.
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin