BENEFICIOS Y RIESGOS DEL OUTSOURCING

//BENEFICIOS Y RIESGOS DEL OUTSOURCING

El Outsourcing es una práctica que las empresas han utilizado desde hace ya varios años, para poder ser más competitivas ante las continuas crisis económicas, los efectos de la globalización y el aumento de competencia en el mercado.

 

 

 

Los empresarios han visto en el outsourcing una posibilidad de ahorrar tiempo y recursos. Hoy en día existen proveedores de servicios de terciarización de todo tipo: informática, recursos humanos, administración de activos e inmuebles, contabilidad, soporte técnico, gestión de llamadas telefónicas, manufactura e ingeniería.

En estricta teoría una correcta planeación y aplicación del outsourcing podría reducir los costos de una empresa hasta en un 50%, incrementando también la calidad y eficacia de sus operaciones. Dentro de los principales beneficios que pueden obtenerse de la subcontratación se encuentran:

- Servicios especializados por parte de la empresa contratada, lo que deriva en una mayor efectividad de sus funciones.Aumento de la productividad de la empresa, ya que se puede dedicar más libremente a realizar sus competencias clave

- Ahorro en costos de equipo, material de trabajo, logística, reclutamiento, selección y capacitación de personal.

- Flexibilidad para adecuar el tamaño y presupuesto de las operaciones de la empresa a las necesidades del mercado.

- Mayor velocidad de respuesta por parte de la empresa a cambios en el entorno.

- Obtención de productos de mayor calidad al replantear el destino de los recursos disponibles.

- Reducción del número de tareas rutinarias.

A pesar de los beneficios de la subcontratación, también existen algunas desventajas que en en su mayoría pueden evitarse con una correcta planeación y que deben de considerarse antes de contratar cualquier servicio de outsourcing:

- Aumento de costos en servicios como la subcontratación de personal si no se tiene una estrategia de actividades y controles.

- Problemas de calidad por una falta de control o de correcta orientación.

- Dependencia de un proveedor, poniendo en riesgo las operaciones de la empresa ante alguna contingencia.

- Posibilidad de incompatibilidad cliente-proveedor en cuestión de motivaciones, cultura laboral y habilidades.

- Falta de pertenencia y lealtad por parte de los trabajadores subcontratados.

- Alta rotación debido al tipo de trabajo que desempeña el personal subcontratado y a la calidad de sus condiciones de trabajo.

- Eliminación de puestos de trabajo “no prioritarios” dentro de la empresa.

Para evitar estas desventajas y aprovechar de la forma más efectiva los servicios que ofrece el outsourcing, lo más recomendable es identificar y definir la función que realizará, cuáles serán los límites de la empresa contratada, así como el tiempo y volumen de operación que absorberá y finalmente hacer una correcta planeación de activos y controles.

No a todas las empresas les convendría contratar terciarización por su giro de negocio y otras no se encuentran en el momento justo para iniciar el proceso, sin embargo, para la gran mayoría de las firmas en crecimiento, contratar un proveedor de outsourcing podría impulsarlas de forma importante, ayudarlas a ser más productivas y ofrecerles múltiples beneficios.

¿Quieres saber si tu empresa está lista para contratar a un proveedor de outsourcing?

Asesoría Gratis.

SUSCRÍBETE
Recibe noticias sobre nuestro Blog
We respect your privacy. Your information is safe and will never be shared.
Don't miss out. Subscribe today.
×
×
WordPress Popup Plugin